Gelatina de Cafe con Leche

INGREDIENTES

  • Parte A
  • 2
    tazas de café recién hecho o sobrante
  • 1
    taza de azúcar
  • 2
    cucharadas de gelatina en polvo sin sabor
  • 1/4
    taza de agua
  • Parte B
  • 1
    taza de café recién hecho o sobrante
  • 2
    tazas de azúcar
  • 3
    tazas de leche
  • 4
    cucharadas de gelatina en polvo sin sabor
  • 1/2
    taza de agua
  • Molde recomendado: 6 vasos de vidrio para café, de 8 onzas

preparación

Parte A
Mezcla la gelatina en polvo con agua para hidratarla y déjala a un lado. Vierte 1 taza de café y el azúcar en una olla, coloca sobre fuego mediano revolviendo para mezclar. Al soltar vapor justo antes de hervir, apaga el fuego y agrega la gelatina hidratada. Revuelve hasta que se disuelva totalmente. Agrega el resto del café.
Coloca la mezcla en una charola para hornear o cualquier plato rectangular y refrigera por 6 horas.  Desmolda la gelatina y córtala en cubos con la ayuda de un corta galletas o cuchillo. Agrega un puño de cubos de gelatina de café en los vasos de vidrio para café y deja a un lado.

Parte B
Mezcla la gelatina en polvo con el agua para hidratarla y deja a un lado. Coloca el café, 2 tazas de leche y azúcar en una olla a fuego mediano y deja cocinar hasta que comience a hervir. En este momento, agrega la gelatina hidratada, apaga el fuego y revuelve hasta disolver totalmente. Agrega la última taza de leche, revuelve y deja enfriar unos 25 minutos. Sirve la mezcla en los vasos para café sobre la gelatina preparada en Parte A y refrigera durante unas 5 horas.

NOTA: Asegúrate que la mezcla de la Parte B esté tibia, de lo contrario derretirá los otros cubos de gelatina. Decora con crema batida y granos de café.

Para 6  porciones

Comparte