Gelato de Fresas y Crema

INGREDIENTES

  • 2
    tazas de leche
  • 1/2
    taza de crema
  • 3/4
    taza de crema agria
  • 16 oz.
    de fresas frescas, separadas en 12 oz. y 6 oz.
  • 4
    yemas de huevo
  • 1
    taza de azúcar
  • 1/4
    cucharada de sal kosher

preparación

Rinde para 12 porciones

Mezcla la leche y la crema en una olla mediana y calienta sobre fuego medio. Deja hervir la mezcla y cocina durante cuatro minutos aproximadamente. Retira del fuego. Coloca 12 oz. de fresas en una licuadora y haz un puré. Vierte el puré de fresas sobre la mezcla de leche, revolviendo para integrar los ingredientes. Deja enfriar la preparación (muy importante). En un tazón grande, bate las yemas de huevo, la sal y el azúcar hasta que tengan una consistencia cremosa. Vierte la mezcla de fresas ya fría sobre la mezcla de yemas de huevo y revuelve. Cocina la mezcla a baño María durante 2 a 3 minutos. Retira del fuego y agrega la crema agria, batiendo la mezcla. Bate bien durante tres minutos aproximadamente. Cubre con envoltura plástica. Enfría en el refrigerador durante tres horas. Vuelve a batir, cubre con envoltura plástica y guarda la preparación por tres horas más, o durante toda la noche.

Prepara la máquina de congelar según las instrucciones. Retira la mezcla del gelato del refrigerador y bate durante un minuto. Agrega la mezcla del gelato a la máquina de congelar y comienza a congelar. Mientras el gelato se congela, pica las cuatro onzas de fresas restantes. Una vez que el gelato comience a solidificarse, agrega de a poco las fresas restantes. Cuando el gelato esté congelado, estará listo para servir. También puedes transferir la preparación a un recipiente hermético y colocarlo en el congelador para disfrutarlo en otro momento.

Comparte