MUFFINS DE FRITTATA DE CHAMPIÑONES, PIMIENTOS Y CEBOLLA

INGREDIENTES

  • 8
    huevos grandes
  • 1/2
    taza de leche entera
  • 1
    cucharadita de cada uno: albahaca picada, orégano y tomillo
  • 1/4
    cucharadita de sal sazonada
  • Una pizca de pimienta
  • 1
    cebolla mediana, picada
  • 2
    pimientos, sin semillas y cortados en cubitos
  • 2
    onzas de champiñones blancos , cortados en rodajas
  • 1/3
    taza de queso rallado, reducido en grasa

preparación

Precalienta el horno a 375°F.

Rocía 2 bandejas para muffins (cada una con 12 moldes para muffins) con aerosol antiadherente. Bate los huevos con la leche descremada, la albahaca, el orégano, el tomillo, la sal y la pimienta en un tazón grande hasta lograr una consistencia espumosa y ligera. Mientras tanto, en una cacerola pequeña rociada con aerosol antiadherente, sofríe la cebolla hasta que se ablande y se dore, y deja a un lado. Llena los moldes ya rociados casi hasta arriba con la mezcla de huevo. Coloca encima la cebolla cocida, los pimientos cortados en cubitos y los champiñones cortados en rodajas. Hornea hasta que la mezcla de huevo se infle y esté firme en el centro, entre 8 y 10 minutos. Polvorea cada muffin con el queso rallado en forma pareja. Con una espátula de hule, despega las frittatas de los moldes y colócalas en una bandeja deslizándolas. Deja enfriar y lleva al refrigerador. Tendrás un desayuno listo para comer adondequiera que vayas.

Los muffins pueden guardarse en el refrigerador por un máximo de 3 a 4 días y pueden recalentarse en cualquier momento en el microondas a máxima potencia durante 20 segundos. Para lograr que el muffin de frittata se caliente por completo y que su parte exterior quede más firme, coloca los muffins en el horno precalentado a 350 grados sobre una bandeja cubierta con papel de aluminio y calienta durante 15 minutos, luego quítale el papel de aluminio y déjalos 3 minutos más.

Rinde: alrededor de 24 muffins de frittata

Comparte